1.- CANTO DE ENTRADA:

VAYAMOS A LA HERMOSA,

DULCISIMA MARIA,

LA VIRGEN DE LA ANTIGUA,

LA MADRE DEL SEÑOR;

LOS CIELOS Y LA TIERRA

CANTEMOSLE A PORFIA

LOS CANTOS DE LA GLORIA,

LOS HIMNOS DEL AMOR.

POR REINA Y PATRONA

LOS TUYOS TE ACLAMAN.

TU IMAGEN BENDITA

VENERASE AQUÍ.

LOS HIJOS DE ORDUÑA

SU MADRE TE LLAMAN

Y EN VOTO DE AMORES

OFRECENSE A TI.

 

2.- ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

TODOS: Te saludamos, Virgen Santa de la Antigua y te veneramos como Madre de Dios y Madre de los hombres.

UNO: Tu advocación de «La Antigua» nos recuerda que la Ciudad de Orduña estuvo localizada, desde tiempos remotos, en los alrededores del viejo templo en el que ya nuestros antepasados te rezaban y ponían en Ti su confianza, como Madre Amada de La Antigua. Con devoción se postraban delante de esta misma imagen tuya, coronada jubilosamente y que ahora, como cada año, queremos rememorar con cariño e ilusión.

TODOS: Unidos a nuestros mayores, venimos a tu presencia para felicitarte, porque has sido escogida por Dios con amor y porque Tú respondiste con fidelidad total.

UNO: Y venimos para rogarte que intercedas por nosotros, convencidos de que tu oración es valiosa para alcanzar los favores espirituales y corporales de la bondad de tu Hijo nuestro Señor. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

3.- INTENCIÓN PARA EL NOVENO DÍA: BUSCAR MOTIVOS PARA DAR GRACIAS A LA VIRGEN DE LA ANTIGUA.

 

4.- REZO DEL SANTO ROSARIO.

 

Al término de los 5 misterios del Rosario y antes de las Letanías, se canta tres veces:

 

«QUE ERES MADRE DEL AMOR

TODO EL MUNDO LO ATESTIGUA,

MADRE AMADA DE LA ANTIGUA

NO NOS NIEGUES TU FAVOR.»

 

a cada cántico le sigue un Avemaría.

 

Letanías.

 

5.- ORACIÓN – MEDITACIÓN PARA EL DÍA NOVENO

Arístides Artiñano en 1898 escribió un librito a Nuestra Señora de Orduña La Antigua, como obsequio a la Santísima Virgen. Leemos. Juntos “recibimos el obsequio (se libró de la muerte), está bien que juntos cantemos el himno del Amor y elevemos la plegaria de nuestro reconocimiento… Y si no alcanzo a cantar un himno de gloria, permitidme que, postrado ante el altar, os envíe el más rendido suspiro de un corazón agradecido”.

Nosotros terminamos esta novena de la Coronación de 2021 dándote gracias, Madre del Señor, porque en medio de las dificultades de este tiempo de pandemia, tú presencia y cuidado maternal sostiene viva nuestra esperanza y activo el vínculo con tu Hijo, Camino hacia el Padre, Verdad llena de Misericordia y Vida plena en el Espíritu. Nos unimos a toda la Iglesia en esta acción de gracias.

Te damos gracias por la fe de quienes sintieron vivamente tu protección y que nos han transmitido un enorme afecto hacia ti, Virgen de la Antigua, y a tu santuario.

Te damos gracias, Señora y Madre de todos los orduñeses, por aquellos hombres y mujeres que, en los distintos atascos o atolladeros históricos, después de guerras, incendios y penurias, supieron levantar el ánimo y aunar voluntades mirando, sobre todo, por el bien común.

Te damos gracias, Madre Amada de la Antigua, por aquellas personas que, a lo largo de la historia, con sus limosnas, donativos y esfuerzos, contribuyeron a levantar, sostener y embellecer este magnífico templo en tu honor.

Te damos gracias, igualmente, por quienes coronaron la peña del Txarlazo con el monumento a la Virgen de la Antigua con su trabajo, dinero e ilusión. También por quienes en estos momentos desean subsanar los desperfectos y contribuir a su restauración, principalmente las autoridades que buscan soluciones de urgencia y otras de más envergadura.

Te damos gracias por quienes, en su día, se desprendieron generosamente de 5600 piedras preciosas y de objetos de oro y plata para realizar la valiosa corona que en los días grandes ciñe tu cabeza.

Finalmente, te agradecemos, Madre buena, que en medio de la pandemia un buen número de personas se han involucrado en facilitar la vida a las personas vulnerables, incluso arriesgando su salud. De modo especial, te agradecemos, Madre, la tarea de las personas que en la comunidad cristiana han cargado con el peso de todas las medidas sanitarias y han posibilitado cierta normalidad en la vida comunitaria.

En un momento de silencio, busquemos motivos para dirigir nuestro agradecimiento a la Virgen Santa entronada sobre el moral.

Terminamos con la oración más antigua conocida dedicada a Ti, Madre de Dios y que está en la base de casi todas las demás oraciones que se dirigen a Ti.

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios;

no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades,

antes bien, líbranos de todo peligro,

¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita.

 

6.- CANTO DEL NOVENO DÍA, de Pedro Fernández de Aguirre – T.Guillín

 

ADIOS, MARIA, REINA DEL CIELO.

LA DE LA ANTIGUA, MADRE AMOROSA

A QUIEN ORDUÑA RINDE PIADOSA

FERVIENTE CULTO DE ADORACION. (bis)

Adiós, María, nunca te olvides

de aqueste pueblo que no te olvida

y aunque te cante su despedida

aquí te deja su corazón. (bis)

 

7.- ORACIÓN CONCLUSIVA

Santa María: sabemos que a todos los que acudieron a Ti en sus necesidades y peligros, Tú les atendiste como Madre, les libraste siempre y les socorriste. Animados por tu gran bondad, también nosotros llegamos a tu presencia. Tú ves mejor que nosotros los peligros espirituales que nos acechan y las dificultades materiales en que estamos envueltos. Ayúdanos siempre y danos fortaleza para seguir con fidelidad a tu Hijo Jesús. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

8.- CANTO FINAL:

DE LA ANTIGUA LA VIRGEN CANTEMOS

LA MAS DULCE PLEGARIA DE AMOR,

Y A SUS PLANTAS BENDITAS VAYAMOS:

NUESTRA MADRE ES LA MADRE DE DIOS.

 

A LA ANTIGUA FERVIENTES DEVOTOS

A SU TRONO DE GRACIA SUBID.

LOS LATIDOS DEL ALMA NOS DICEN

QUE LA MADRE DE DIOS SE HALLA AQUI.

 

DE LOS CIELOS EL CIELO MÁS PURO

DE LA IGLESIA VIVÍFICA LUZ

DE LA PATRIA, DE LA PATRIA

LA HERMOSA LEYENDA.

DE ESTE SUELO LA PERLA ERES TÚ,

LA PERLA ERES TÚ.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar