Tras la celebración solemne de la Festividad de Ntra. Sra. de los Dolores, Patrona de la Santa Escuela de Cristo en la Ciudad de Orduña, los Hermanos y Hermanas de ésta se reúnen en el Oratorio para la Lectura de Cargos de la próxima Semana Santa. Antes de la misma se da lectura al texto de La Cancela. Está escrita por el Hermano Obediencia (Sacerdote que preside la Escuela) y será colocada en la cancela de la entrada/salida del Oratorio para que todos, antes de salir en cada procesión, meditemos durante la misma sobre lo que en ella se dispone.

            Lógicamente, este año no se ha podido dar lectura a la misma, pero el Hermano Obediencia la ha preparado como cada año. También este año sin procesiones, su lectura atenta y meditación sobre ella, nos puede hacer mucho bien.

 

BENDITA Y ALABADA SEA LA PASIÓN, MUERTE

     Y RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

     Y LOS DOLORES DE SU SANTÍSIMA MADRE

 

********

Santa Escuela de Cristo en la Ciudad de Orduña

 

HERMANOS y HERMANAS DE LA SANTA ESCUELA DE CRISTO:

 

Una corriente de vida profunda recorre Orduña cada Semana Santa. La amplitud de nuestros templos se ve desbordada por el caudal de fe viva que avanza por calles y plazas con sobria devoción.

Hombres y mujeres de otras épocas plasmaron en imágenes sugerentes las escenas más significativas de la Pasión de Cristo. Generaciones venideras procurarán sacar partido a este legado religioso de nuestra ciudad.

La lluvia, el viento huracanado, la pandemia son impedimentos recientes para que no salgan las procesiones. Algunos hombros no sufrirán el quebranto del peso de los pasos al transitar por tramos poco uniformes. Otros echarán en falta el firme apretón conjuntado que moviliza andas y corazones.

Muchos se quedarán sin contemplar el desfile procesional que desde niños les ha emocionado. Ni música, ni tambores, ni capuchinos, ni romanos. Se abre un vacío que, esta Semana Santa, no será colmado. Otros espectadores, incluso sin espectáculo, sabrán hilar comentarios y poner pie a fotos de antaño.

Habrá retinas atentas que, bajo el atuendo oscuro, retuvieron estampas memorables de otros años. Sin miradas curiosas, sin el ajetreo acostumbrado, revivirán afanes y motivaciones que tuvieron para salir procesionando.

Los motivos profundos perduran vigorosos aunque se oculten a la vista. Quienes arriman el hombro, cada uno en su conciencia, deben considerarlos, pues la siguiente Semana Santa ya tiene fecha. Cuando la procesión la llevas por dentro, Cristo mira y te llama: “Ven, sígueme”.

 

En Orduña a 3 de abril de 2020, Viernes de Dolores.

El Indigno Obediencia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar