Comenzamos en el día de hoy, el Triduo Pascual, la etapa cumbre de la vida cristiana. Como Hermanos y Hermanas de la Escuela, como fieles cristianos en general, podemos seguir las funciones de estos días a través de los diferentes medios de comunicación. Como no se puede realizar este año la visita a los Monumentos del Santísimo, proponemos un momento de reflexión y oración sobre el Santísimo Sacramento. En este tiempo de confinamiento, tenemos en la Comunión espiritual, un alimento para el alma que se puede hacer en cualquier momento del día y en cualquier lugar del mundo.

REFLEXIÓN EUCARÍSTICA

 

Las sucesivas disposiciones que se están adoptando desde la Conferencia Episcopal y las Diócesis españolas, en sintonía con las autoridades sanitarias, están generando todo tipo de reacciones dentro de la comunidad eclesial. (…)

En estos momentos debemos vivir nuestra comunión con Cristo sabiéndonos miembros de la Iglesia. El “ayuno eucarístico” temporal de unos es necesario para garantizar la comunión sacramental de otros. No olvidemos que estamos viviendo con toda la Iglesia el tiempo de gracia que llamamos Cuaresma. Tengamos la audacia de vivir esta situación de pandemia como oportunidad preciosa que nos regala el Señor en el camino de conversión. (…)

Que el ayuno eucarístico de estos días despierte en nosotros el deseo de salir al encuentro de Cristo ahí donde nos ha asegurado también su presencia: “Jesús en medio” entre los miembros de la familia; Jesús en mi prójimo, especialmente en el más necesitado. (…)

Si entendemos que cerrar los templos no significa privar a los fieles del fruto de la Eucaristía, aprenderemos a valorar otras formas verdaderas de encuentro con el Señor, como la llamada comunión espiritual. Es importante advertir que el desarrollo de la enseñanza de la Iglesia sobre esta forma de comunión se ha producido en la Edad Media, en tiempos de gravísimas epidemias, al hilo de las controversias eucarísticas provocadas por quienes negaban la presencia real de Cristo en la Eucaristía. (…)

La gracia del sacramento es la unión a Cristo por el amor, que lleva a ser parte viva de su cuerpo que es la Iglesia. Esta gracia se regala a quien la quiere y desea con sinceridad, aunque no se pueda participar en el sacramento, si con dignidad y reverencia se descansa en el recuerdo de Quien padeció por ti. No extraña que un siglo después, santo Tomás de Aquino, el Doctor eximio de la Eucaristía, llegue a afirmar de la comunión espiritual: «Es tal la eficacia de su poder que con sólo su deseo recibimos la gracia, con la que nos vivificamos espiritualmente». (…)

Para despertar el deseo y unirnos con la memoria del corazón a Quien por amor a nosotros se queda en el Sacramento del Altar, podemos emplear alguna de las oraciones que la tradición cristiana nos ha transmitido. Repitamos, con palabras de un teólogo del siglo pasado, la enseñanza esperanzadora de la Iglesia Católica: «La “comunión espiritual” es con toda verdad una comunicación personal con Cristo. Produce la gracia sacramental de la Eucaristía de manera no sacramental». (…)

En una situación como la actual se percibe aún con más claridad la necesidad de mantenernos unidos. Evitemos todo lo que quiebra la comunión. Superemos el discurso tramposo que enfrenta a “los que tienen fe” con “los que tienen miedo”. No caigamos en la tentación del individualismo, buscando “soluciones” por cuenta propia. Necesitamos caminar juntos. Renovemos la oración por nuestro Obispo. Pidamos al Señor que lo colme con su luz y lo robustezca con su gracia para que en sus decisiones reconozcamos el báculo firme y las entrañas misericordiosas del Buen Pastor. (…)

Extracto de la Carta Pastoral de D. José Rico Pavés, Obispo Auxiliar de Getafe:

Pensar y vivir la Eucaristía como miembros de la Iglesia, (17/02/2020).

 

 

COMUNIÓN ESPIRITUAL

Creo, Jesús mío, que en la hostia estás presente,

y ya que no puedo recibiros ahora sacramentalmente,

venid a mí al menos espiritualmente

y habitad en mi alma eternamente.

Jesús mío quisiera amaros y consolaros

por todos los corazones que os afligen y no os aman. Amén.

 

 

FRASEOLOGÍA PARA PENSAR

 

“Cuando no podáis comulgar ni oír misa, podéis comulgar espiritualmente, que es de grandísimo provecho”. [Santa Teresa de Jesús]

 

“Tendré una capilla fabricada en medio de mi corazón y en ella, día y noche, adoraré a Dios con un culto espiritual”. [San Antonio María Claret]

 

“En este cáliz de oro pongo tus comuniones sacramentales y, en éste de plata, tus comuniones espirituales Los dos cálices me son agradables”. [Palabras de Jesús a Santa Catalina de Siena]

 

“Una Comunión espiritual actúa en el alma como un soplo de viento en una brasa que está a punto de extinguirse. Cada vez que sientas que tu amor por Dios se está enfriando, rápidamente haz una Comunión espiritual”. [San Juan María Vianney, Cura de Ars]

 

(Adaptación) https://www.diocesisgetafe.es ; http://www.liturgiacatolica.org

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar